lunes, 5 de marzo de 2012

SERIE CINES DE LA GRAN VIA-CINE RIALTO

Hola a todos:

Los cines de la Gran Vía de Madrid, han sido los cines mas emblemáticos de nuestra ciudad.
Tristemente, hemos ido comprobando como han ido desapareciendo, o convirtiéndose en teatros o centros comerciales.
El Cine Imperial, El Palacio de la Música, El Avenida, El Rialto, El Rex, El Gran Vía, El Lope de Vega, El Pompeya, El Azul y El Coliseum ya no son cines, después de tantos y tantos años de historia. Estos cines han vivido la historia del cine en Madrid de primera mano, ya que han sido testigos de excepción de numerosos y grandes estrenos cinematográficos en sus mejores tiempos y también por sus salas han pasado grandes actores y directores de todo el mundo, por no decir miles de madrileños de varias generaciones.

 Por lo tanto creo que ya era hora de hacerles un sitio de honor en este blog.
Dicho esto, con el Cine Rialto empiezo una serie de artículos sobre todos y cada uno de estos cines, que con el tiempo iré publicando en este blog.

Debo de decir, que particularmente siento un gran cariño muy en especial por estos cines, ya que he tenido el honor de trabajar, en varios de ellos como Proyeccionista.
He sentido mucha emoción, al descorrer las imponentes cortinas de terciopelo rojo del cine Gran Vía , poner en marcha el Proyector y dar vida a esa gran pantalla por la que tantas y tantas películas han pasado.
Bueno, sin mas, os paso a contar la historia de este gran cine…EL CINE RIALTO….Espero os resulte interesante.

Situado en el numero 54 de la Gran Vía, se inaugura el 17 de Octubre de 1930, con variedades sonoras Paramount: El sueño de un Artista, Revista sonora Paramount: Actualidades mundiales; dibujos animados sonoros Paramount: La Barca de Noe, seguido de overtura por la orquesta Paramount de Paris, que interpreta Guillermo Tell. Finalmente Galas de la Paramount, con un suntuoso desfile de artistas internacionales.

Inauguración

Sala de singular planta ovalada, construida con materiales nobles. Aforo de 1400 localidades. Siempre dedicada a grandes estrenos.

Aspecto de la sala

Del vestíbulo parte una escalera en mármol blanco que termina en balconada con columnas. Se emplearon mármoles de carraca y españoles. El techo, de vidriera emplomada, se rodea de artesonado de escayola.
Pequeñas fuentes de metal dorado y alabastro adornaban una pared, en cada piso. Se inspiro en los cines Paramount y Roxy de Nueva York. Entre las fechas de 1932 y noviembre de 1934, se transforma en teatro con el nombre de Astoria. Vuelve a ser cine con su primera denominación, arrendado por José del Villar Lamoza.

Vestíbulo


Dado que no había conseguido hacerse una clientela, las distribuidoras americanas le negaban su material por haberse creado mala reputación. Del Villar, se procuro películas españolas, empezando por “La Hermana San Suplicio”, en versión sonora, presentad en sesión de gala, el 18 de Diciembre de 1934, con asistencia del cuerpo diplomático.
Subió el precio de las entradas a 6 pesetas, en competencia con el Gran Vía, que proyectaba “Canción de Cuna”, y con Capitol, que tenia en cartel “Sor Angélica”. Consiguió un caluroso recibimiento.
Dos meses después de estallar la guerra civil, cedía la sala a Casanovas. Arrendado por Cifesa muchos años, se convirtió en pantalla especializada en cine español.
Su temporada en sonoro, se inicio con películas como “Los Patos Salvajes”, que permaneció siete meses en pantalla, “El Ultimo Cuple” con Sara Montiel.

Colocando la cartelera de "El Último Cuplé"

En 1956 estrena “Luces de la Ciudad”, patrocinada por el circulo de escritores cinematográficos y que duro en pantalla 15 semanas, con tres sesiones diarias.
El 21 de septiembre de 1958, después de año y medio en cartel “La Violetera”, se rindió homenaje en esta sala a Sara Montiel, su protagonista, haciéndola entrega de una placa conmemorativa.
En 1976, mantuvo durante 6 meses “Tarde de Perros”.
La prensa se hacia eco de la suntuosidad de la sala y señalaba las varias innovaciones que aportaba:
Suprimir la propina a los acomodadores, no proyectar anuncios, ni exhibirlos en telones ni programa y poner fuentes gratuitas accesibles a los espectadores.
En efecto, por 1 peseta, se podía hacer uso de unos vasos de cartulina para beber agua en las fuentes instaladas en su vestíbulo.
El cine conservo hasta el fin las vitrinas de las primitivas carteleras.
En toda su trayectoria, no se reformo prácticamente, nada mas que en las butacas.
En 1993, sin embargo, fue derribada su marquesina por empleados del ayuntamiento, ya que presentaba peligro de derrumbamiento, según técnicos  municipales.
En esa fecha, y a causa del accidente del cine Bilbao, que costo la vida a seis personas, se efectuaron unas cuarenta demoliciones de urgencia.
Después de un tiempo, viendo como el numero de espectadores caía en picado, y las distribuidoras no facilitaban grandes estrenos, echo el cierre con el nuevo siglo.
Al cabo del tiempo, el local sufrió una importante reforma (conservando sus elementos arquitectónicos e interiores) y fue arrendado por un periodo de veinte años, convirtiéndose en “El Teatro MoviStar” para obras musicales.

Durante la guerra civil


Aspecto exterior


Estreno de "Viernes 13"


Modelos de entradas


Aspecto del patio de butacas y entresuelo poco despues de cerrar, en el que se puede comprobar su gran deterioro



Entrada a la cabina de proyección

Entremuro de separacion entre la cabina de proyeccion y la sala, por donde sale el haz de luz del proyector

Cabina de Proyección



Cine  Rialto en la actualidad, como teatro Movistar












11 comentarios:

  1. Da pena ver todos los cines que han quedado atrás como consecuencia de la crisis y la piratería, y también cambios de hábitos (yo no se llevan los cines de barrios, sino las grandes superficies comerciales). Yo últimamente al que más voy es a la Rambla en Coslada, los días del espectador, no se como estarán de clientes en fin de semana, pero cuando voy yo poca gente veo y eso que son precios económicos (8 euros dos entradas jueves y miércoles, y 5 euros una entrada martes, día del espectador), espero que no engrose el listaod de este blog.

    ResponderEliminar
  2. Por cierto, enhorabuena Alberto por este gran blog que has montado homenajeando a estos cines. Yo soy de los que guardo cada entrada de cine, y aunque básicamente he ido a 3 cines (Vaguada, La Rambla-Coslada, y Cinecité Manoteras), me da pena ver entradas de algunos cines que ahora no existen, como el Canciller de Ventas, Palacio de la Música de gran vía, Cine cisneros de Alcalá, los antiguos multicines de Coslada etc. Me gustaría preguntarte que cines quedan todavía en Madrid "a la vieja usanza".... que yo sepa los de Gran Vía, que son el Capitol, Callao y Palacio de la prensa, y el precioso cine doré de Santa Isabel. Alguno más no ha sucumbido?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. el palafox mantiene su antiguo patio de butacas como era, en lo que es ahora lasala 1 (las salas 2 y 3 ocupan el antiguo entresuelo). el pequeño cine estudio, aunque abierto "solo" desde 1977 se sigue manteniendo vivo. y creo que no queda ninguno mas "como los de antes".

      Eliminar
  3. El Rialto...otro que no destacaba por su comodidad en los 90...pero qué gozada de cine. "Máximo Riesgo", en el 93, fue una experiencia inolvidable a mis 14 años.

    ResponderEliminar
  4. Al ver este blog me he sentido emocionado ya que fui uno de los últimos operadores del CINE RIALTO, y te doy las GRACIAS por este gran trabajo.

    ResponderEliminar
  5. Hola. Soy gran aficionada al cine, especialmente el mudo, así como europeo.
    Hoy, en un parque de mi barrio he trabado conversación con un amable anciano que me ha contado que trabajó durante muchos años en la cabina de proyección del cine Rialto. He pasado un rato muy agradable escuchando sus historias sobre actores, películas, censura de la época y mil asuntos más que iba hilvanando con su prodigiosa memoria.
    Estupendo e interesantísimo el Blog. Gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ..Privilegiada has sido, al tener un personal relato de quien há formado parte de la historia de los cines de la Gran Via...congratulations!!.Interesante la predilección por los origenes del cine no sonoro (me gustan Frinz Lang..Charlie Chaplin..y Einsestein.... "Alexander Nexky"..y su excelente música de Prokofiev)..enjoy.

      Eliminar
  6. Ameno e insrtructivo relato sobre la historia de los cines en Gran Via,mi recuerdo mas emotivo fué cuando vi en 1971 el estreno en el cine Gran Via (...esas cortinas de terciopelo rojo de la gran pantalla!!)de la pelicula músical "El violinista en el tejado"..conocí todos los cines de esa zona..y guardo especial recuerdo del cine Rialto cuando ví el estreno de la pelicula "Patos Salvajes"..gracias por hacerme recordar esos momentos....

    ResponderEliminar
  7. Enorme artículo lleno de información y nostalgia, muy bien documentado y que nos ha acercado a un tiempo maravilloso que ya no volverá. Yo también ví en el otoño del 72 "El violinista en el tejado" en un cine de la Gran Vía, aunque yo siempre tuve un especial cariño al Azul por sus dobles.Por cierto el proyector Philips Fp5 que se encabeza el artículo es el mismo que existía en los cines Novedades y Rex Avenida de San Sebastián. Me ha emocionado mucho y me ha traído grandes recuerdos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. el violinsta en el tejado se estreno en 1972 en el cine gran via (ahora teatro compaac gran via)

      Eliminar
  8. enhorabuena por el material conseguido y expuesto en esta pagina.
    si mal no recuerdo el cine rialto cerro en 2002. era un gran cine.
    era un buen cine, te sentias como en un palacio. creo que junto con el gran via y el vestibulo del avenida, la mejor arquitectura de los cines de la gran via (con permiso del modernismo del coliseum y el capitol).

    ResponderEliminar